Valparaíso: primo de la menor de 7 años baleada en la cabeza sería el autor del disparo

0 38

El familiar, de 19 años, se entregó a la policía y dijo que se trató de un accidente. La policía busca el arma de fuego en el sector de Barón.

Un primo de la menor de 7 años que ayer murió de un balazo en la cabeza en Valparaíso, y quien manipuló accidentalmente el arma de fuego en la casa de la pequeña, sería el autor del fatal disparo. Esta mañana el inculpado, de 19 años, se entregó a la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI), y de acuerdo al jefe de dicha unidad, José Ortiz, confesó los detalles del incidente que causó el deceso de la menor.

El oficial de la PDI manifestó que el joven autor del disparo no cuenta con antecedentes penales y que según su versión, se encontraba manipulando el arma que se accionó accidentalmente y cuyo tiro terminó impactando el lado derecho de la cabeza de G.S.A.G., de 7 años.

El autor del fatal disparo permanece detenido y durante el día de hoy sería formalizado por la Fiscalía de Valparaíso. Según el comisario José Ortiz, confesó a la policía que se consiguió el arma de fuego debido a algunas amenazas que había sufrido en su barrio.

La Brigada de Homicidios realizada la búsqueda del arma en el sector de Barón donde, según el relato del primo de la víctima fatal, arrojó el arma tras cometer el delito.

Hasta esta mañana, la Policía manejaba el accidente casero por mal uso de arma de fuego como una de las dos principales hipótesis del baleo a la menor. La otra posibilidad era una bala perdida en el sector alto de Cerro Alegre.

Cabe recordar que ayer cerca de las 13 horas la menor se encontraba jugando en el patio de su casa de calle San Vicente de Paul en Cerro Alegre en Valparaíso, cuando repentinamente sintió un golpe en su cabeza que le produjo una caída. Al verla sangrando, la familia la llevó a la posta porteña creyendo –según el relato de la policía- que se había desmayado producto de un golpe en la cabeza que recibió en una caída accidental.

La menor llegó convulsionando al hospital Van Buren donde al diagnosticársele herida de gravedad fue atendida por un neurocirujano. Ello sumado a peritajes posteriores permitió establecer que se trataba de una herida a bala.