Sistema que permite comparar precios de 20 cirugías en clínicas comienza en agosto

0 100

Para muchas personas que han sido hospitalizadas, la cuenta de una clínica puede ser más compleja que la enfermedad. Eso, pues al período posoperatorio se suma el proceso de verificar cada ítem cobrado en la factura y la posterior validación en la isapre para definir lo que más interesa al paciente: cuánto cubrirá el seguro y cuánto deberá desembolsar de su bolsillo.

La falta de transparencia en el sistema privado y el poco acceso a las tarifas finales de los tratamientos fue abordado en 2012 en una mesa de trabajo que convocó a Clínicas de Chile, la Asociación de Isapres, el Sernac y la Superintendencia de Salud. ¿El objetivo? Definir un criterio para hacer comparables las prestaciones en términos clínicos y económicos.

El acuerdo terminó en la definición de las 20 cirugías más frecuentes y que abarcan el 45% de las operaciones que se practican cada año en el país. Cada una fue sometida a un análisis, para determinar el estándar normal de atención requerido, abarcando personal, médicos, instrumental y equipamiento físico y tecnológico.

Con esta información fue acordado lo que debe incluir cada cirugía, creándose así las “soluciones integrales de salud”; es decir, un conjunto o “paquete” de prestaciones, diseñado íntegramente para resolver cada una de las 20 patologías.

1792354

Todo incluido

Para estos tratamientos -entre ellos parto, hernias y cirugía de vesícula-, el “paquete” de prestaciones incluirá exactamente lo mismo en cada clínica suscrita al convenio, lo que permitirá a los usuarios comparar un recinto con otro.

Por ejemplo, al consultar por una cesárea en modalidad “solución integral”, cada clínica incluirá el pabellón, un médico, dos enfermeras, un anestesista, tres días de cama y dos controles diarios, entre otros.

Tras uniformar el criterio asistencial, los recintos asignaron un precio fijo -bruto-a cada cirugía, que puede ser más alto o más bajo, dependiendo de cada sitio. Cabe destacar que estos precios están asociados, además, al costo que asigna el prestador a la valorización de la hotelería, alimentación o calidad del recurso humano, entre otros elementos.

De esta forma, el convenio se traduce en dos ventajas para un paciente: podrá saber de antemano el valor base de la cirugía a la que debe someterse y, después de cotizar, elegir el “paquete” en el recinto que prefiera o le acomode a su bolsillo.

La modalidad, si bien no es obligatoria para los prestadores asociados a Clínicas de Chile, ha tenido amplia acogida y la información, con sus valores, ya está publicada en los sitios web de más de 20 recintos. Se trata, además, de un convenio que tendrá cobertura nacional: la entidad agrupa a los 41 principales establecimientos que, en conjunto, abarcan el 70% de las camas del sector privado.

“La implementación del acuerdo denominado “paquetización” será un beneficio para todos los actores del sector, ya que permitirá tomas de decisiones más acordes a las necesidades de atención de las personas y estimulará la competencia en la industria”, explicó Ana María Albornoz, gerente general de Clínicas de Chile.

Al respecto, la superintendenta (S) de Salud, Liliana Escobar, dijo que se enviará una circular a las isapres la próxima semana para definir un patrón de bonificación en estas entidades.

“Dado que esto es un monto único, elaboramos un patrón que define cómo se distribuyen las coberturas. Cada una de las 20 soluciones integrales va a tener una tabla con el porcentaje que corresponde a cada ítem de la facturación. Por ejemplo, qué porcentaje del total que cobre una clínica corresponde a día cama, pabellón, honorarios médicos, insumos, exámenes. Con ese patrón, las isapres pueden transformar el porcentaje en un monto específico y aplicar la bonificación a las persona, según el plan de salud que tenga”, explicó Escobar.

Por su parte, el director ejecutivo de la Asociación de Isapres, Rafael Caviedes, explicó que una vez definidas las coberturas, el convenio podrá implementarse a contar de agosto. “El criterio nos dirá qué porcentaje del total que informa la clínica corresponde a insumos, honorarios médicos, quirúrgicos, y de eso saldrá el precio final”.