Sepa cómo conducir cuando el pavimento se pone resbaladizo producto de la llovizna

0 171

Poco a poco los días fríos recuerdan que el verano quedó atrás. Hace días la niebla y llovizna se apoderaron de las madrugadas y junto con esto, los accidentes automovilísticos fueron protagonistas de las mañanas.

Es por este motivo que Walter Adrian, profesor de la carrera de Técnico Universitario en Mecánica Automotriz de la Sede Viña del Mar de la Universidad Técnica Federico Santa María entrega recomendaciones para conducir bajo estas condiciones climáticas.

 Al respecto el experto dice que “siempre hay que tener en cuenta que el manejo a la defensiva es un sistema que muy pocos lo tienen arraigado, pero es tremendamente eficaz. Los conductores no toman la real conciencia del desplazamiento de un vehículo en la calle, tanto con terreno mojado como con terreno seco. Muchos saben manejar un vehículo, pero el 90% no sabe conducirlo. Conducir un vehículo en la calle es una situación totalmente diferente y sobre todo cuando las condiciones ambientales nos están jugando cosas en contra”.

Cuando el pavimento se encuentra mojado, las condiciones de manejo cambian bruscamente, puesto que la calle se pone resbaladiza dificultando ciertas acciones. “Cuando un automóvil anda sobre el agua, el vehículo no está sobre el pavimento y eso hay que tenerlo muy claro, pues ello produce una película en la cual el neumático se desliza sobre el agua llamada aquaplaning, sobre todo en las primeras lloviznas de la mañana, las cuales empiezan a remover las partículas de aceite y grasa de los vehículos haciendo esto doblemente peligroso”, dice el experto, quien además agrega que, “cuando se produce aquaplaning no importa el estado del neumático, ni la calidad del vehículo, pues éste se va a deslizar de igual manera”.

Pero, ¿cómo se debe conducir bajo estas circunstancias?. Al respecto Walter Adrian explica que es necesario realizar “aceleradas lentas, retener el vehículo con la transmisión, es decir para bajar las velocidades no tan solo pisar el freno, sino también bajar cambios en forma gradual, pisar el freno en forma muy suave, o de lo contario se van a encontrar con un vehículo que está adelante, produciéndose choques en cadena. Además hay que tomar en cuenta que en estos fenómenos el tiempo de reacción del conductor aumenta. Resumiendo, hay que tener una conducción suave, prudente siempre manteniendo la seguridad”.

Es importante que los conductores realicen revisiones contantes a los vehículos, al respecto el docente dice que “la profundidad del neumático no tiene que ser menos que 1.3 milímetros, es decir que tenga una huella consistente”, y así mismo recomienda “revisar cada 10.000 km. el estado de las pastillas y cada 40.000 km. las balatas si es que tuviese balatas atrás o freno de tambor”, finaliza el experto.

 

Fuente: ucvradio.cl