Reportaje: Realidad del humedal de Concón… Basura de todos

0 12365

Reportaje: Realidad del humedal de Concón… Basura de todos

A través de la realización de un video denuncia llamado “Visita al humedal de Concón, una basura de ribera”, pudimos constatar la situación de escombros y basura que se acumula día tras día en las riberas y sitios interiores del lugar, por gente que usufructúa del sector y daña de forma permanente tanto el agua como la tierra de un ecosistema que pertenece a todos los ciudadanos de la comuna de Concón.

Esta zona cuenta con un potencial turístico y de conservación natural inmenso, pero las condiciones actuales lo tienen rendido a un nivel de botadero ciudadano, entérese de las implicancias de la conservación del lugar, además de las actividades que están envenenando uno de los ecosistemas más complejos con los que cuenta la región y el país.

 DSCF8123

¿Qué es el humedal de Concón…?

Un humedal puede definirse como una zona de tierra, generalmente plana, susceptible de inundarse parcial o permanentemente por agua dulce. Al cubrirse regularmente, el suelo pierde oxígeno, y da paso a un ecosistema híbrido entre especies acuáticas y terrestres que viven en armonía ya que compatibilizan los recursos existentes.

Obviamente el curso de agua de la desembocadura de nuestro Río Aconcagua, “con una extensión aproximada de 7.340 km2 según un estudio realizado por el Ministerio de Obras públicas en el 2004, es el que alimenta en ese caso al humedal de Concón”, así nos comentaron los amigos de la Organización de Bases Comunitarias “Accióncousteau”, que continuaron explicando que éste hábitat se forma por la desembocadura de un caudal de agua dulce hacia una zona costera que deriva en el océano.

Esas son las condiciones naturales que dan vida al humedal de Concón, sin embargo hay mucho más que eso. Según informaciones proveídas por la página de la Municipalidad de Concón: el humedal alberga más de 70 especies de aves migratorias y residentes; las especies migratorias fundamentalmente provienen del hemisferio norte, en especial de los Estados Unidos y Canadá, sobre todo en primavera. Las aves acuáticas que habitan el lugar realizan su ciclo de vida de nidificación, alimentación y migración, por lo que se puede observar detenidamente sus comportamientos. En este lugar pueden encontrarse importantes colonias de gaviotas dominicanas, pelícanos, gaviotines de Franklin, pollitos de mar, perritos y otras especies como plateros, zorzales, loicas y el pilpilén.

…Un botadero ciudadano

La situación actual es realmente impactante, ya que todos los días se producen descargas de basura, materiales de construcción e inclusive de restos de procesos industriales.

Entrando al sector del humedal, por el camino desde Concón a Quintero, al poco andar se puede ver la contaminación a la que nos referimos, basura biológica, doméstica, llantas de vehículos e inclusive partes de autos que conviven con la belleza natural del sector.

DSCF8115

A medida que se ingresa a sectores más profundos del humedal, podemos comenzar a ver que la contaminación empeora. Llegamos a una de las riberas del río atestada de basura, la que no data desde hace más de 3 meses, porque ese sector es inundable por lo que el cauce de agua tiende a limpiar el área llevando la basura hacia sectores costeros más cercanos a la desembocadura, en inmediaciones del sector donde se encuentra la toma de agua de la empresa Esval, la que abastece del vital elemento desde “Concón, y que se distribuye en la comuna de Concón, y en los sectores de Viña del Mar y Litoral Norte hasta la ciudad de la Ligua” como sostiene la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) en una carta oficial emitida el 30 de septiembre de este año.

Esta situación en el humedal de Concón es preocupante desde el punto de vista ambiental, además de que el nivel de suciedad del lugar es atribuible a una actividad comercial ilegal como el acopio de basura. Contamos con información de vecinos del lugar, que nos comentan que en las cercanías de la entrada al humedal, pasado el puente a Quintero, se cobra una cuota para que las personas ingresen con camionetas a descargar basura en los diversos espacios interiores, incrementando el nivel de escombros e inclusive material de procesos industriales.

DSCF8052

¿Cómo es posible que esta situación se mantenga hasta la fecha por más de 15 años? ¿Quién debe velar porque eso no suceda? ¿Hay ayuda gubernamental considerando que el humedal de Concón es una de las 56 zonas de biodiversidad en riesgo, declaradas por la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama)?

  

Responsabilidades compartidas

En este aspecto es importante contar con fiscalización, ya que por el momento pareciera ser una tierra de nadie… de nadie más que quienes usufructúan de bienes de uso público, pertenecientes a todos los chilenos, pero que significan dinero a costa de la enfermedad del agua, la tierra y la fauna que el humedal posee y que se deteriora cada día.

Es importante destacar además, que del total de la basura que llega a las costas provenientes de los desechos lanzados al Río Aconcagua, se puede atribuir a Concón un cierto porcentaje (al parecer el mayor), pero también mucha de esa suciedad proviene de lugares interiores ubicados ribera arriba, hasta la ciudad de los Andes, en donde también se da el fenómeno de botaderos a orilla de río que aportan de forma importante al fenómeno de deterioro del sector del humedal y las especies que en él se desarrollan.

Así, lo señaló el alcalde de la comuna de Concón, Óscar Sumonte, quien nos explicó que el río arrastra mucho material desde zonas interiores. En este aspecto la máxima autoridad comunal reconoció que ellos están a cargo del sector en comodato que corresponde al sector del Parque Ecológico la Isla, y que sobre el mismo se realizan faenas de limpieza, recalcando que “lo que nosotros apoyamos, es que por ejemplo, todas las iniciativas que han llegado en el último tiempo al sector, de universidades, de instituciones ambientales que están haciendo estos operativos, nosotros les ayudamos y apoyamos porque es una muy buena señal”.

Bajo esta lógica y sobre el Parque La Isla Sumonte señaló que: “nosotros tenemos en el sector que tenemos como comodato, la mantención de las áreas verdes que están ahí y la limpieza, lo que no podemos atacar fuertemente es lo que arrastra el río”. Respecto al sector aledaño a la refinería, el alcalde reconoce que gran parte de la basura es arrastrada desde los botaderos ubicados en el humedal, pero argumenta que “es algo difícil de controlar, ahí hay una situación contractual que, en este último tiempo aumentó y que generó estadía de gente sin permiso, sin ningún control, y eso nos ha perjudicado y nos ha producido un tremendo daño”.

DSCF8053

Es así que podemos constatar la presencia de personas en el lugar que usufructúan de terrenos que pertenecen a Bienes Nacionales, y peor aún lo hace a costa del envenenamiento del sector.

 

Que esperar en un futuro cercano…

Esta situación se produce desde hace más de 15 años, en donde el sector es golpeado todos los días por basura, empresas de movimiento de materiales, cambios de aceite de camiones, entre otras prácticas dañinas para el medio ambiente.

Es importante mencionar que no todas las personas que viven o trabajan en el sector realizan esta actividad, existe una un grupo de gente honesta que allí tienen su hogar y viven del río y actividades similares.

Pese a ello la máxima autoridad comunal señaló que: “con el Serviu y con los organismos se está haciendo levantamiento social y de número de la cantidad de gente que está viviendo ahí en situaciones irregulares […] Porque hay un programa del Estado que permite erradicar ese tipo de situaciones”. De esta forma podemos avizorar que junto a la construcción de los puentes contemplado para este año en las cercanías de la rotonda de Concón, se podrá hacer algo respecto de la situación histórica del lugar.

Pese a le envergadura de ésta problemática parece haber una luz de esperanza, ya que el pasado 2 de febrero se celebró el día mundial de los humedales, motivo por el cual se lanzó por parte de la Agrupación Ambiental Concón “El Alma del Humedal: Proyecto de valoración y conservación del humedal del río Aconcagua”, que resultó ganador del Fondo Concursable de Protección Ambiental de la Seremi de Medio Ambiente. El proyecto plantea un trabajo con escuelas y colegios de la zona proyectado en 6 meses, para desarrollar diversas charlas en las inmediaciones del humedal de Concón para dar a conocer la biodiversidad y situación actual del sector, con el fin de comenzar un proceso de formación de líderes a futuro en temas ambientales.

Para finalizar este reportaje es importante realizar un llamado a todos los habitantes de Concón, para que tomen conciencia que cada uno de ustedes son fiscalizadores de esta situación, que entiendan que todo el daño que la gente inescrupulosa realiza al río Aconcagua y al humedal, ¡es un daño a toda la comuna! Ya que daña a la fauna, la tierra y el agua con la que convivimos todos los días.