Reportaje: Parque ¿Ecológico? La Isla

0 11299

El Parque Ecológico La Isla ha sido desde su creación, un lugar de encuentro para distintas actividades y organizaciones de la comuna de Concón, pero ¿Sabe usted dónde está? ¿A quién le pertenece? ¿Por qué se creó? ¿Quién lo administra? ¿Está bien protegido? En este reportaje podrá enterarse de la respuesta a todas estas interrogantes.

¿Dónde se ubica?

El Parque Ecológico La Isla en concreto son 13 hectáreas que comprenden de puente a puente, y desde la carretera F-30E hacia el mar, siendo limitado por el río Aconcagua. Las dependencias del parque están ubicadas dentro de lo que se conoce como el sector de La Isla, el que a su vez se encuentra al interior del Humedal de Concón, una de las zonas naturales más atractivas de la región, debido a su importante biodiversidad. Por ejemplo, en el humedal se pueden encontrar más de 70 especies de avesmigratorias, provenientes principalmente del hemisferio norte, llegando incluso de zonas tan apartadas para el país como Alaska. Los humedales además de proveer hábitat tanto para aves como para especies acuáticas, mejoran la calidad de agua y también ayudan a prever inundaciones. Por esto, su conservación es de suma importancia. Sin embargo, la fragilidad de su ecosistema hace difícil esta tarea. De hecho, el2009, la entonces Comisión Nacional de Medio Ambiente (actual Ministerio del Medio Ambiente) señaló a este humedal como una de las 56 zonas de biodiversidad en riesgo en la región.

AREA LA ISLA

 

¿A quién le pertenece?

Todo este terreno es propiedad de la Empresa Nacional de Petróleo, Enap Refinería Aconcagua.

 

¿Por qué se creó?

El Parque Ecológico La Isla nace a raíz del grave desastre ecológico que ocurrió el año 2002 en la desembocadura del río Aconcagua, donde se produjo la filtración de alrededor de 75.000 litros (50 metros cúbicos) de petróleo, procedentes de la ex Refinería de Petróleo de Concón (RPC), hoy en día Enap Refinería Aconcagua. El motivo del derrame que enlutó a Concón en esos días se debió a un aumento de presión en uno de los equipos, que provocó la descarga de gases que arrastraron crudo rebasándose por medio de una canaleta que llevó el petróleo al río.

Como medida compensatoria por el desastre ambiental, Enap en conjunto con el municipio, y en respuesta a los requerimientos de la comunidad, crearon el Parque Ecológico La Isla para proteger y potenciar el humedal, inaugurándolo el 2007. Junto con la conformación del parque, se conformó un fondo superior a los 100 millones de pesos para efectos de mitigación del derrame y mantención del proyecto.

 

¿Quién lo administra?

El territorio fue entregado en modalidad de comodato a la Municipalidad de Concón alrededor del 2006, y según el sitio web de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (www.territoriochile.cl), el proyecto que creó el parque tendría como objetivo general la recuperación, mejoramiento y revalorización de la importancia ecológica de la biodiversidad del Humedal del Aconcagua, creando un espacio público para compartir entre la municipalidad, privados, ONG, y universidades. Además, se contemplaba el desarrollo de un proyecto que permitiría recuperar un espacio, altamente degradado, para el uso de la comunidad, turismo y educación ambiental. El contrato que entregó la administración de los terrenos al municipio contemplaba dos cláusulas de forma expresa: la imposibilidad de generar actividades que tengan un cobro por entrada o ingreso, y que las actividades desarrolladas no atenten contra el medio ambiente circundante al humedal. Pese a esta definición y al espíritu de la creación del Parque Ecológico, en la actualidad muchas organizaciones medio ambientales y sociales acusan que los criterios para entregar permisos a distintas actividades son bastante difusos.

Alex Moya, coordinador del Fondo de Protección Ambiental “El Alma del Humedal”,  nos comenta que “la municipalidad no ha hecho mucho para la preservación del humedal, más bien lo que hace es dejar hacer”. Sobre las actividades que suelen realizarse en el parque nos comenta “se hacen fiestas, ramadas, incluso la misma municipalidad lanza los fuegos artificiales, afectando a todas las aves migratorias que han venido a buscar descanso y tranquilidad […] entendemos que el parque ecológico debe albergar actividades no destructivas o que alteren el medio ambiente”.

Por su parte, Elda Arteaga, presidenta de la Unión Comunal de Junta de Vecinos, declinó referirse al respecto, argumentando que si bien tiene una opinión personal, no emitirá declaraciones a nombre de la organización comunal, ya que esta es una discusión que se ha prolongado desde hace años y que no ha cambiado en nada.

 

Denuncias ciudadanas

El día 4 de este mes se produjo una denuncia por parte de agrupaciones ambientales, entre los que se encontraban el presidente de la Asociación Ambiental de Concón, Arturo Díaz Loyola, quién realizó una dura crítica al alcalde de la comuna, Óscar Sumonte, debido a la autorización de un evento tuning en el sector del Parque Ecológico La Isla. Loyola puso en tela de juicio los cánones con los que se permitió la realización de un evento de estas características en un sector de clara vulnerabilidad ambiental. El dirigente considera que “es increíble el doble estándar de nuestro alcalde. Dice que va a proteger el Humedal de Concón, pero en vez de hacerlo, autoriza para este fin de semana una mega Expo Tuning, con mucho ruido, amplificación y motores rugiendo ¿y las pobres aves del humedal qué? Además, para el 10 y 11 de mayo se autorizaron dos días de rodeo con más maltrato animal. ¿Qué hay con su discurso de defender el patrimonio natural de Concón? ¿Qué otra cosa podríamos esperar de una autoridad que en casi 15 años de administración no ganó siquiera una lucha ambiental?”

La Red Ambiental de Concón también ha denunciado este hecho a través de un mensaje con fotografías en las redes sociales, en las que ellos cuestionan la consecuencia del alcalde Sumonte, sobre las políticas de trato del sector al autorizar esta exposición “en estas fotos del pasado 2 de febrero, día mundial de los humedales; y fecha del lanzamiento del proyecto Fondo de Protección Ambiental (FPA) El Alma del Humedal del Aconcagua Chile, el alcalde de Concón, Óscar Sumonte, dirigía palabras sobre la importancia de la conservación de este espacio y su compromiso por esta causa. Lo que no entendemos es por qué entonces autoriza para hoy -4 de mayo- una actividad de tuning de autos en el Parque Ecológico La Isla, lugar donde se encuentra el humedal”.

Por su parte Alex Moya, nos comentó que junto a un grupo de personas asistió a la actividad, en la cual se reunieron cerca de 160 automóviles. El fin de la visita fue reunir antecedentes sobre el mal manejo que se ha producido del comodato entregado a la municipalidad, “fuimos a verificar de qué se trataba la actividad, para hacer una constancia al municipio, nosotros estamos enviando cartas tanto a la Enap como a la alcaldía, señalando que esto no debe volver a ocurrir”, señaló Moya, agregando que “nosotros investigamos y le entregamos los medios de prueba de esta situación a las instituciones pertinentes, al dueño del terreno y al administrador”.

Si bien existe una preocupación latente de las organizaciones sociales, es bueno dejar claro que sus denuncias no van en contra de las actividades ni sus organizadores, sino en pos de la preservación del Parque Ecológico y el criterio de la administración municipal para asignar el uso de los espacios.

 

Responsabilidades administrativas

El alcalde Óscar Sumonte, al ser consultado sobre los criterios de aprobación de actividades en el sector comentó que “cada organización pide las autorizaciones, y la mayoría son un tema de beneficio”. Sobre el sistema para obtener el permiso de realizar actividades en el Parque Ecológico, el alcalde comenta que se debe acudir primero a “cada organización que tiene la tuición del recinto, no es abierto, -las instituciones son- el Concón Bajo, Los Viejos Tercios, el Concón National, el Club Deportivo Municipal y el Club de Huasos los 10 Amigos; son 5 instituciones que funcionan y ellos piden el lugar cuando hay algún beneficio”. “Acá la única forma que se les entregue un permiso es a través de estas organizaciones que tienen a cargo el recinto” sentenció Sumonte, sin precisar cómo se desarrolla el discernimiento sobre si las actividades a realizar cumplen con el perfil del parque.

A un año del término del comodato de Enap para la administración municipal del Parque Ecológico, el alcalde Sumonte nos comenta que “lo que yo he manifestado es la petición que está hecha por el municipio, lo que yo hice fue ratificar esa petición […] porque en definitiva a nosotros nos interesa resolver definitivamente el proyecto general del recinto que se aprobó hace un tiempo atrás y tiene implicancias hacia el futuro, y por lo mismo estamos a la espera de una segunda reunión con la refinería para reafirmar esta petición donde nosotros podemos incorporar más gente, pero el comodato es para el municipio”.

 

Análisis del Concejo Municipal

La situación actual del parque ecológico fue analizada en sesión del Concejo Municipal, donde el concejal Marcial Ortiz señaló que fue él quien apoyó la iniciativa del tuning, argumentando que el grupo que organizó la actividad cual tiene un destacado lugar dentro de las organizaciones de ese tipo a nivel nacional, siendo ampliamente reconocido en dicho círculo. El concejal comentó que fue un verdadero problema el encontrar un lugar donde poder desarrollar esta actividad, ya que no existe una instancia municipal para este tipo de iniciativas.

Hasta el momento no existe un cuerpo legal que norme a ciencia cierta el sector del Humedal de Concón, o del Parque Ecológico La Isla, de forma íntegra, por lo que no se puede aplicar ningún tipo de norma a las actividades que allí se desarrollan, más allá de las que se encuentran contenidas en las ordenanzas medio ambientales generales del municipio, o en el comodato del sector entregado por Enap.

La concejal Sandra Contreras, reiteró la falta de normas y orden sobre el tema, el que se debería a que no existe conocimiento sobre esta área. Al respecto mencionó que es justamente eso lo que hay que mejorar: “el tema medio ambiental ha avanzado muy rápido, porque efectivamente hace años atrás se creó una ordenanza medio ambiental, pero hoy en día los grupos relacionados al medio ambiente tienen una acción inmediata, mucho más veloz que lo que actúa el municipio. Yo quiero que efectivamente se reaccione ante las necesidades que tiene la comuna hoy día, porque el Parque Ecológico es un espacio donde deben convivir muchas entidades, y eso se debe normar”. Para ello la concejal ha propuesto reuniones en su calidad de presidente de comisión de borde costero, para la generación de una ordenanza municipal específica sobre todo el humedal y el sector de La Isla, en lo que la edil denomina un crecimiento en la visión de desarrollo comunal.

 

La concejal Sussane Spichiger comentó que también se encuentra promoviendo la generación de una ordenanza municipal al respecto, con el fin de poder regular todo lo que hoy sucede en el sector del parque. “He propuesto que podamos considerar en nuestra ordenanza local sobre gestión ambiental comunal, la que rige hace varios años en la comuna, algunos aspectos que contengan un ordenamiento para nuestro humedal y las actividades que allí se desarrollan, con el fin de tener las reglas claras para todos y así podamos hacer sustentable el Parque La Isla. La propuesta la trataremos la próxima semana -del 21 de mayo- y buscaremos resolver este tema con la mayor prontitud. La idea es ver lo que propone la ordenanza tipo y analizar si se puede adaptar a nuestro humedal”, señaló la edil.

 

Regulación y participación

De esta forma quedamos a la espera de que se genere una normativa que permita regular las actividades que se desarrollan al interior del Parque Ecológico La Isla, estando a menos de un año de la eventual nueva generación de un contrato de comodato administrativo, en donde la municipalidad buscará, a toda costa, conseguir nuevamente la administración del sector por un período de 30 años, acción que las organizaciones ambientales han criticado duramente.

Frente a esta situación nacen las siguientes interrogantes: ¿Es tiempo que el Parque Ecológico sea administrado por más de un actor? ¿Una mayor participación ciudadana aportaría en la solución de la situación actual del sector? ¿Se podrá mejorar en alguna medida la situación medio ambiental de nuestro querido Humedal?

 

 

“El Oasis de Concón” Fotoreportaje

del Parque Ecológico La Isla