Opinión: Choferes irresponsables

0 388

Muchos choferes de micro simulan estar en verdaderas pistas de carreras, adelantando a otras micros sin medir consecuencias y alcanzando velocidades que ponen en peligro a los pasajeros y peatones.

Por Carmen Guerra

Me sorprende e indigna la gran cantidad de accidentes vehiculares que han ocurrido en nuestra comuna sólo durante el mes de enero. Me indigna ver que día tras día los choferes, tanto de locomoción colectiva como de autos particulares, se han instalado como “amos y señores” de las calles, pasando por encima de los derechos de los peatones y las leyes.

Son varios los aspectos que entorpecen y ponen en peligro la vida de los conconinos. Partiendo desde lo más “liviano”, día tras día somos testigos de cómo los automóviles se estacionan donde se les antoja, obstaculizando el libre tránsito por las veredas y ciclovías, e incluso impidiéndole la salida a muchos vecinos de sus hogares. No respetan los carteles de “No Estacionar”, las marcas amarillas ni mucho menos a los transeúntes, a quienes muchas veces ponen en peligro al obligarlos a caminar por la calle o muros. No deja de ser sospechoso que ni personal de Carabineros ni de la Municipalidad multen a estos conductores, haciendo valer la ley.

Por otro lado, muchos choferes de micro simulan estar en verdaderas pistas de carreras, adelantando a otras micros sin medir consecuencias y alcanzando velocidades que ponen en peligro a los pasajeros y peatones. Me ha tocado ser testigo de choferes que conducen hablando por celular y vivir varios choques que, por suerte, no han pasado a mayores pero que son totalmente evitables. Sólo es necesario que los choferes realicen su trabajo con la seriedad y profesionalismo necesario, pues trasladan vidas y no carga.

Finalmente, nuestra comunidad ha sido víctima de diversos atropellos en donde los automovilistas ni siquiera se han detenido a prestar la ayuda necesaria. Desde la noche de año nuevo hasta la fecha, han sido múltiples los accidentes en que se han visto involucradas a personas que cruzaban por pasos de cebra o semáforos, sin dejar de considerar que también hay muchos casos de peatones irresponsables que ponen en peligro su propia seguridad.

Yo me pregunto, ¿quién le pondrá un parelé a esta situación?