Martin Richard: El niño de 8 años que murió por bombas en Maratón de Boston

0 115

Fue a ver llegar a la meta a su padre .

Martin Richard, de ocho años, es el pequeño que murió en las explosiones ocurridas durante el maratón de Boston, de acuerdo con el jefe de la junta del fideicomiso de la escuela a la que asistía, Frederic Wittman.

 Martin fue a la carrera a ver su padre correr junto con su madre y hermana, quienes resultaron gravemente heridos. Su madre sufrió lesiones en la cabeza y su hermana de seis años perdió una pierna, según la cadena local afiliada de CNN en Boston, WHDH.

 El padre de Martin, Bill Richard, es un líder comunitario en la sección de Ashmont en Dorchester, de acuerdo con el periódico Boston Globe.

 La mañana de este martes varias personas se reunieron en la casa de la familia Richard para dejar flores en la entrada y conmemorar a las víctimas, según el diario. Martin Richard cursaba el tercer año de primaria en el vecindario de Dorchester al sur de Boston.

 “Venimos a mostrar nuestro respeto” dijo la madre de una compañera de escuela de Martin a CNN. “Mi hija está muy triste, él era un buen niño”, comentó. La familia Richard era reconocida en su vecindario y “muy queridos en la comunidad”, de acuerdo con Ayanna Pressley, una funcionaria del ayuntamiento, según el Boston Globe.

 Un vecino de los Richard, Dan Aguilar, le dijo al periódico que Martin y su hermano jugaban soccer, hockey o beisbol en el jardín sin importar el clima. “Solo son pequeños niños normales”, dijo Aguilar, “son una buena familia, siempre están juntos”.

 

Verdadera tragedia familiar

 Los Richards son una familia muy conocida en el barrio bostoniano de Dorchester. Esta zona de clase media, más bien obrera, no puede entender cómo una bomba destrozó la vida de esta gente “humilde, simpática y servicial”, tal y como les definen los vecinos.

 Y es que los Richards son populares por muchas cosas. La familia está compuesta por cinco miembros. Sus vecinos se han movilizado para animar y pedir oraciones para cada uno de ellos. En un caso por el alma, en otros dos para darle fuerzas, y en los dos últimos para darles ánimos.

 

William Richard, el padre de familia que ayer fue a correr la maratón de Boston acompañado de su familia, era el hombre que organizaba campeonatos deportivos y juegos para los niños del barrio. Unos campeonatos en los que él divivía los equipos, hacía las ligas, repartía los premios, y organizaba los calendarios y los arbitrajes de los partidos para que todos los niños pudieran jugar.

 

Estos partidos se disputaban en un campo de beisbol cercano a Carruth Street, donde residía la familia Richards. Además, William también era muy conocido por su profesión (según se ha sabido por las declaraciones de vecinos y comentarios en las redes sociales), aunque no ha trascendido a qué se dedica el cabeza de familia.

 Denisse Richards es un mujer “tremendamente cariñosa con sus hijos y con los demás. Su casa siempre está abierto para todo el mundo y ella procura en todo momento que la gente esté cómoda”, cuenta su vecina Betty Delorey. Quizás por eso Denisse tenga bastante éxito profesionalmente, ya que la guardería que ella regenta es una de las más populares de la zona. Se llama ‘House Charter’, está en el centro de Dorchester y tiene un gran prestigio, según cuentan.

 Denisse se ha enfrentado en las últimas horas a una operación en la que los médicos han tenido que sacarle metales de la cabeza. Su estado es crítico aunque, a la espera de cómo evolucione, parece que no hay que temer por su vida.

 

Fuente: excelsior.com.mx/Fuente: puranoticia.cl