Columna: “Termoeléctrica en Concón y los jóvenes”

0 5884
Pedro Verdejo
Pedro Verdejo

Por Pedro Verdejo

Recientemente, se estableció que el proyecto “Central Combinada ERA”, impulsado por ENAP,  no la obliga ingresar nuevamente al Sistema de Evaluación de Im pacto Ambiental. Dando con esto luz verde a ENAP para construir la termoeléctrica en Concón, ¿Las consecuencias? 1- la termoeléctrica pretende ser  construida cerca de un área que está destinada a futuro como de  extensión urbana, 2- el grave problema de caudal que en la actualidad tiene el río Aconcagua.

Además que la instalación de la planta energética tendrá un impacto económico a largo plazo, ya que todos los esfuerzos para que Concón sea reconocida como la ciudad astronómica y turística Chile habrán sido en vano. Esta planta es un peligro para la comuna, que tiene una hiperconcentración de industrias contaminantes lo cual se ha reflejado en diversos episodios de contaminación.

ENAP va utilizar tanto de los pozos profundos, como del rio Aconcagua, 13 millones y medio de litros de agua, de forma diaria, producirá 165 megawats de electricidad, 50 de ellos para consumo interno de la Refinería y el resto para venderlo al Sistema Interconectado Central, para luego producir en total según lo proyectado 585 Mega watts, por día.

ENAP nos dice que esta planta contaminará poco, como todas las industrias contaminantes de Concón dicen lo mismo, “Asfal chile”  contamina poco, La BASF  contamina poco, la planta de “Pet coke” de ENAP contamina poco, la ENAP contamina poco, la nueva termoeléctrica contamina poco, los invito a sumar esos pocos, al final es como “si la gente se enfermera poquitito, o se muriera de a poquitito”

Hoy nos encontramos con un llamado de unos jóvenes a una remada y pateada contra la termoeléctrica para el sábado 12 de octubre, pero nadie se cuestiona ni se hace la pregunta del porque los jóvenes tuvieron que reaccionar, habiendo instituciones que debieron haberlo hecho antes, por ahí se dice que hay que dejar que “las instituciones funcionen” pero cuando estas no funcionan o no cumplen con el fin por la cual fueron creadas, la calle, las personas o como quieran ustedes llamarle, tienen que hacer la pega que otros no fueron capaces o no quisieron asumir. Por lo mismo debemos apoyar con toda nuestra fuerza desde el ámbito que estemos, a promocionar la actividad que ellos están convocando, que alegría me producen estos jóvenes  que con su ejemplo han decidido en forma rupturista oponerse a la termoeléctrica.

FELICITACIONES.