Juventud de bomberos muertos en Arizona conmueve a EE.UU.

0 76

La tragedia ocurrida mientras intentaban extinguir un voraz incendio forestal es la peor que sufren estos profesionales desde el 11-S.

Es la peor tragedia en el cuerpo de bomberos de Estados Unidos desde los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

La muerte de 19 efectivos que combatían un incendio forestal en las afueras de la localidad de Prescott, en el estado de Arizona tiene conmocionado al país del norte no solo por la magnitud de la tragedia, si no que también por la juventud de los hombres que perdieron su vida intentado salvar la de otros.

Con edades que van desde los 21 hasta los 43 años (14 de ellos tenían menos de 30 años), los 19 bomberos murieron abrazados por las intensas llamas del incendio que cerró su paso e impidió que pudieran escapar con vida.

En entrevista con el programa de CNN Piers Morgan live, la gobernadora de Arizona, Jan Brewer, explicó que, si bien las causas del muerte de los bomberos aún se está investigando, es probable que los jóvenes hayan tenido que refugiarse bajo unas mantas protectoras especiales luego que las llamas interrumpieran la salida.

 

En este tipo de tiendas se habría resguardado los bomberos.

Según reportó el portal DailyMail, una vez recuperados los cuerpos, varios de los efectivos se encontraban dentro de sus tiendas de emergencia, mientras que otros no alcanzaron a cumplir con el protocolo de seguridad. Esta acción podría indicar que el fuego se expandió de manera repentina, dejando sin tiempo de reacción a varios de los efectivos de emergencia.

“LAS PALABRAS NO PUEDEN DESCRIBIR SU PÉRDIDA”

Entre los fallecidos, se encuentra el joven Kevin Woyjeck, de solo 21 años, quien había ingresado hace muy poco al cuerpo de elite de bomberos de la ciudad.

 

El bombero Kevin Woyjeck

En entrevista con el periodista Anderson Cooper, el padre de Kevin, Joe, señaló que su hijo “siempre quiso ser un bombero. Él amaba a vida a aire libre. Dormir en la suciedad no era un gran problema para él, incluso creo que lo disfrutaba”.

Agregó, además que era “un gran chico que tenía muchas ganas de ser un bombero como su papá”.

Como reacción a esta y otras de las historias personales de los fallecidos, entre las que se cuenta la de un padre de cuatro hijos, uno de los familiares de las víctimas creó una página en Facebook que recuerda a los héroes que perdieron sus vidas.

In Memory of Prescott Firefighters Lost 6/30/2013“, es el nombre del sitio que ya cuenta con más de trescientos mil “me gusta”.