Iván Arenas habla sobre la posible vuelta “sin censura” del Profesor Rossa

0 174

Además de aparecer en Mañaneros y “MV”, ahora surge la idea de revivir a su personaje en La Red, pero sin cortes.

Cada vez que Iván Arenas se instala a contar un chiste en Mentiras Verdaderas en los llamados “viernes sin censura”, el público presente se dispone a escucharlo con atención. Y al finalizar, además de las risas, los mensajes de twitter dirigidos al programa se llenan de calificativos como “grande”, “maestro”. Sobre todo de los más jóvenes.

“Entiendo que es un boom de los medios. Soy muy agradecido porque he pasado como por cuatro generaciones y hoy los que se ríen me dicen ‘yo crecí con ud…'”, cuenta Iván Arenas mientras realiza trámites en el Banco. “Que lo paso bien con usted. Me cago (sic) de la risa”, cuenta el mismo Arenas sobre una señora de edad que se le acaba de acercar a saludarlo.

Su nuevo rol de humorista surgió hace unos meses, cuando fue invitado al programa conducido actualmente por Jean Philippe Cretton. Tras su salida de TVN en julio de 2012, cuando el programa La dimensión Rosa dejó de existir, Arenas fue invitado al estelar de La Red.

“Me preguntan qué hacía yo cuando joven y dije que contaba chistes. Cuando digo eso Eduardo Fuentes (animador en ese entonces) me dice ‘¡Cuéntate uno!'”, relata. De ahí en adelante, fue invitado constante del programa y comenzó a preparar sus rutinas. “La menor cantidad de ellos los he inventado. Lo que más hago es asociar uno con otro, arreglo chistes viejos. Tengo una capacidad de arreglarlos como historias. El final a veces pasa inadvertido”, analiza Arenas, quien también ahora participa como panelista del matinal del canal, Mañaneros, donde mantiene su rol educativo enseñando sobre la naturaleza.

Pero además de su participación en ambos espacios, el animador ha conversado con los ejecutivos de La Red para llevar la versión para adultos del Profesor Rosa nuevamente a la pantalla. “Existe la posibilidad”, comenta Arenas, pero señala que lo primero es concretar el traslado del canal a su nuevo edificio corporativo en calle Quilín con Macúl. “El canal hoy carece de estudios, son muy chicos”, cuenta, agregando que ello podría concretarse a fines de este año.

El programa partió como La mansión Rossa en el canal de cable Vía X, cuyo éxito llevó a su cambio a TVN donde se estrenó en agosto de 2011, cambiando su nombre de La dimensión Rossa.

“Salimos de una experiencia positiva en Vía X y nos llamaron de TVN para que hiciéramos lo mismo, en un mejor horario (22.00 horas) y con mayores expectativas económicas”, señala Arenas, pero recuerda que posteriormente “le hacían demasiados cambios a los libretos. Con decirte que el primero de ellos se cambió seis veces. No estábamos a gusto, fue desagradable estar en una empresa que no cumplía lo que se había hablado”, recuerda.

Por ello, la posibilidad de traer el proyecto a La Red lo entusiasma. “Hay un ofrecimiento a futuro de La Red con mucho interés. En la medida que el canal cambie de lugar, seguramente este año, puede volver el Profesor Rossa en horario nocturno”.

CRÍTICAS Y ESPACIOS INFANTILES

Su paso de ‘profesor’ a ‘humorista’ no ha sido fácil. “La gente ha criticado esto de comenzar a contar chistes. Dicen que he dado un vuelco exagerado de contar chistes ‘picantes’ después de estar años educando a los niños“, reconoce Iván Arenas.

Pero aprovecha de aclarar. “No tiene nada de malo y aunque digan que prefieren al profesor más ‘blanco’, no saben que yo fui de los que más luchó por seguir en la vía de antes, pero me decían que lo educativo no tenía prioridad”, cuenta sobre su intención de hacer regresar el formato antiguo del programa.

“Llega a dar rabia porque los entes televisivos no quieren y no dan dinero, me lo han dicho de mil maneras y he tenido que entender. No van a dar plata suficiente para un programa infantil de calidad a las 11 de la mañana“, explica.

Pero a pesar de considerar que no hay nada de malo, “no quiero ser soberbio, no me resbala. Con toda la crítica hay que tener una antenita atenta, pero si la gente te dice que se entretiene, es bueno que haya un lugar de esparcimiento. Si hubiera que hacer una critica, es cosa de ver los matinales, tribunas de personas que se dan el lujo de decir cosas reales. El chiste es algo irreal. La critica podría ser mas exhaustiva en ese tipo de cosas”, concluye.

fuente: latercera.cl