Expertos y directores de clínicas advierten de aumento en hospitalizaciones psiquiátricas de niños y jóvenes

0 104

Ministerio de Salud asegura que existe carencia de camas infanto-juveniles a nivel país en sector público y especialistas también la denuncian a nivel privado.

 

DEPRESIONES INFANTILES

Los especialistas apuntan a que las principales patologías que generan trastornos mentales en los niños, tienen relación con depresiones.

image004Según la asesora nacional de Protección de Derechos de Aldeas Infantiles S.O.S, Cecilia Pérez, existen  tres grandes causas para una depresión infantil.
“La primera es la depresión endógena, ante la cual es necesario emplear medicamentos, ya que ese tipo de enfermedad tiene de por sí una necesidad de compensación física. La segunda puede ser originada cuando existen graves vulneraciones contra el infante, tanto físicas como psicológicas. Finalmente, también puede quedar marcado con una depresión post trauma: tras un accidente, una muerte súbita de algún familiar cercano o cualquier experiencia repentina”, dijo la especialista a La Tercera.

Según Pérez, estos cuadros clínicos no tendrían una “solución definitiva, por eso, es necesaria una terapia integral e inclusiva, que no vea a los niños como únicos responsables de su enfermedad, tal como se transmite hoy en día”, considera.

“Después, hay que hacer un mejor diagnóstico y tener mucho cuidado con cómo se transmite esa información al niño. Y junto con eso, ver realmente cual es la alternativa idónea para mejorar su salud, pues no siempre las pastillas son una solución, sino que pueden llegar a ser parte del problema, como vemos en el estudio”, agregó la experta.

Pérez también recomienda a los padres que luego “consulten con un profesional idóneo terapias alternativas, siempre que el niño no necesite obligatoriamente una solución química. Éstas tienen muy buenos resultados en general”, manifestó.

Chile ha tenido un aumento en los internos siquiátricos infanto-juveniles, entre los años 2008 y 2009. Las cifras oficiales en Chile solo reportan datos entre 2006 y 2009 desde el Departamento de Estadísticas e Información de Salud, para pacientes que fueron hospitalizados por “trastornos mentales y de comportamiento”.

Los menores de 5 a 9 años, elevan la cifra con 13 casos más al año y los jóvenes de entre 10 y 19 por un aumento de 866 hospitalizaciones más.

Entre 2007 y 2008, hubo una disminución que se aprecia solo entre estos años para niños y jóvenes. Se trata de 24 casos menos para internos entre 5 y 9 años y de 302 menos para los de rango 10 a 19. 

Luego se observa un notorio aumento en adolecentes de 10 y 19 años en 513 casos, analizando los resultados entre 2006 y 2007, que a su vez muestran una baja poco significativa en hospitalizaciones a menores de 5 a 9 años en 7 casos.

Desde el Hospital Clínico de la Universidad de Chile, la Escuela de Medicina de la misma casa estudiantil, la Sociedad de Psiquiatría y Neurocirugía de la Infancia y Adolescencia (SOPNIA), clínicas privadas y la Agrupación de Médicos de Atención Primaria, expertos advierten que los casos aumentan en la actualidad, para los pacientes infanto-juveniles que requieren desde tratamiento ambulatorio por “trastornos en salud mental” y hospitalizaciones. 

El panorama, empeora en medio de una “carencia de camas” para estos pacientes en la red asistencial, declarada desde el Ministerio de Salud a La Tercera, por el subsecretario de redes asistenciales Luis Castillo, situación que denuncian los expertos también para el sector privado.

AUMENTO EN CONSULTAS Y ESPERAS 

Rubén Alvarado, especialista en salud mental de la Universidad de Chile, considera que “la cantidad de jóvenes que ingresan siempre va a ser mayor. Creo que tiene relación con la apertura de camas para tratamientos por consumo de droga en los menores”, comentó a La Tercera.

Por su parte, Camilo Bass, presidente de la Agrupación de Médicos de Atención Primaria (APS), avala que “aumentan las visitas para este grupo etareo en consultorios”.

“Se está llevando incluso, un proceso de traspaso de pacientes con trastorno de déficit atencional desde el nivel de especialidad hospitalaria a los consultorios”, dijo Bass.

Para el especialista, en la APS “se debiera implementar el Modelo de Atención Integral con Enfoque Familiar y Comunitario, a través de los Centros de Salud Familiar. 

Desde el Hospital Clínico de la Universidad de Chile su encargado de hospitalizaciones, Alejandro Maturana, considera que “es evidente la elevada demanda en espacio hospitalario infanto-juvenil. Creo que se debe a que los tratamientos ambulatorios para niños y jóvenes no han sido efectivos”, explicó.

El análisis de Maturana coincide con el de Bass en que se trata de una “etapa en que los médicos buscan proteger y contener a los menores, pero dado que no se está cumpliendo, se resuelve con las hospitalizaciones”, apuntó. 

“Se deben visualizar a tiempo las patologías en los niños y a su vez analizar el entorno, agregó el especialista.  

Se suman al escenario entonces, los tiempos de espera para atención ambulatoria y hospitalaria en la red pública y privada, que agravan los cuadros clínicos de los menores y jóvenes, denunciados por la directora de SOPNIA, Alejandra Espinoza a La Tercera. 

“Es una realidad que se ha ido acrecentando los últimos 20 años y frente a la cual no se ha dado respuesta a las necesidades”, dijo Espinoza. 

La experta advirtió que “las listas de espera ambulatorias por diagnóstico de enfermedades “No Auge”, presenta una alta demora y en el sistema público es evidente que no se trabaja en condiciones ideales. Las familias muchas veces buscan servicios en el privado por urgencias como en caso de niños con agitación o cuadros similares, e incluso allí no tienen dónde internarlos”. 

LA RED ASISTENCIAL PÚBLICA

 Desde el Ministerio de Salud, el subsecretario de redes asistenciales, Luis Castillo, aseguró a La Tercera que las camas infanto-juveniles con las que cuenta el sistema público a nivel país para tratamientos por salud mental, “no son suficientes”.

“En los hospitales pediátricos hemos incrementado también las camas a lo largo del país, unas 45. No son suficientes, pero en dos años no se puede hacer lo que no se hizo en 20”, dijo Castillo.

El subsecretario aseguró que el Minsal se encuentra “ampliando la cobertura de Centros de Salud Mental (COSAM). Este año en particular tenemos 10 nuevos distribuidos en Talcahuano, Valdivia, Antofagasta, Temuco, La Serena y Región Metropolitana”. 

La autoridad sanitaria considera que “la falta de camas de salud mental para niños se han incrementado en un plan de crecimiento, pero es el crecimiento más complejo porque lo que faltan son los especialistas, el reclutamiento de profesionales hiperespecializado, esto no es problema solo de un doctor, esto es interdisciplinario. Chile se adscribió al convenio de Protección de la Infancia entonces debemos tener todo armado”, señaló Castillo.

 

Fuente: latercera.com