Expertos advierten los riesgos de la ayahuasca: Puede gatillar severos “episodios psicóticos”

0 137

Además de ansiedad, pánico, euforia y distorsión de la realidad, la planta puede provocar algunos cuadros de esquizofrenia.

Aunque es casi desconocida en nuestro país, la ayahuasca “saltó al estrellato” luego de conocerse que la secta de Colliguay, que sacrificó a un bebé en un rito por el presunto “fin del mundo”, consumía habitualmente la sustancia.

Si bien se da en la zona amazónica de Brasil, Perú y Ecuador -teóricamente es imposible de cultivar en Chile, por un tema de clima-, al ser poco conocida es relativamente “fácil” de ingresar al país, por turistas o viajeros… ya sea líquida (lista para su consumo) o molida.

“Puedo decir que llevo yerba mate, y lo más probable es que no lo reconozcan”, afirma el doctor Rodrigo Díaz , experto en farmacognosis de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Valparaíso.

Díaz explica que en su forma más conocida, la ayahuasca se consume líquida tras la cocción de dos plantas: una liana y la que contiene el principio activo, la dimetiltriptamina (DMT). “Como son dos plantas que sinergizan el efecto es bastante poderoso”, dice. “Por la misma razón los indígenas, los curanderos del Amazonas, saben cuáles son las proporciones para mezclarlas. Para personas inexpertas puede ser potencialmente peligroso”, advierte.

Además de los efectos inmediatos de ansiedad, pánico, euforia y distorsión de la realidad, que caracterizan a estas drogas psicodélicas, Díaz afirma que “lo más grave está en que se han encontrado casos de personas que han abusado de este tipo de drogas, lo que puede provocar algunos cuadros de esquizofrenia”.

“Conocemos casos de personas a las que efectivamente les ha gatillado episodios psicóticos”, indica la directora del Senda, Francisca Florenzano.

Aunque no manejan datos concretos de consumo en Chile, Florenzano señala que por tener componentes alucinógenos es una droga peligrosa y su consejo es no consumirla jamás.

Por ello , recuerda el controvertido fallo de marzo de 2012 en que un tribunal absolvió a una pareja de chamanes que usaba la droga: “Me llamó la atención que el juez decretara que no era un problema para la salud pública. Los expertos tienen que limitarse a opinar dentro de su ámbito de competencia”, critica.

“Efectos parecidos”

No obstante, tanto Díaz como Florenzano advierten que sería osado atribuir el crimen de la secta sólo al consumo de la droga. “La ayahuasca fue uno de los factores que contribuyó, pero no el factor que explicaría que se comportaran de esa manera”, dice la autoridad.

Díaz señala además que otras drogas que habría traficado el líder de la secta, Ramón Castillo, como peyote o el llamado ‘San Pedro’, “químicamente son alcaloides, por lo tantos de efectos parecidos”.

El experto advierte además que la legislación chilena no está preparada para perseguir estas sustancias: la Ley 20.000, afirma, sólo prohíbe el principio activo de la ayahuasca, “como principio activo aislado, a diferencia de la marihuana, por ejemplo, que lo prohíbe como principio activo (el THC), pero también como planta”, afirma.

por:  La Segunda