Especialista en prevención de desastres ONU y marejadas: “hay que pensar en planes de mejor nivel”

0 73

Susana Fuentez, Promotora Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres (EIRD), de las Naciones Unidas. La ingeniero en prevención de riesgos y medio ambiente está promoviendo en Chile la campaña Desarrollando Ciudades Resilientes: Mi ciudad se está preparando.

1010533_489373087807355_1662270038_n

En menos de una semana en las regiones de Valparaíso y del Biobío se han realizado dos importantes actividades concernientes a programas de formación aplicada para la reducción del riesgo de desastres, generación de resiliencia urbana y planificación participativa local, que es una contribución del Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat).

El 28 de junio en Valparaíso se reunieron el asesor de ONU-Hábitat, Jaime Valdés, y la primera profesional chilena recientemente nombrada por ONU como Promotora de la Campaña Desarrollando Ciudades Resilientes: Mi ciudad se está preparando, Susana Fuentez, con asesores del municipio porteño.

En tanto que en Quillón, provincia de Ñuble, concluyó un curso el lunes 1 de julio pasado de formación sobre “Plan de reducción del riesgo de desastres y planificación estratégica para el desarrollo local sostenible del territorio del Valle del Itata”, que ONU Hábitat inició en marzo de 2012 bajo la dirección del asesor del organismo, el arquitecto Jaime Valdés, como consecuencia de terremoto del 27/F de 2010.

Y por las marejadas que hoy se están viviendo entre la Primera y Octava regiones que han afectado a viviendas y locales comerciales, más la evacuación de a lo menos 100 personas, la ingeniero en reducción de riesgos y medio ambiente y Promotora de ONU-Hábitat “por un mejor futuro urbano”, Susana Fuentez, entrega su opinión:

“Estimo que con estos acontecimientos, más aún se debe crear la conciencia y el compromiso en fortaleces las capacidades. Todo Chile está expuesto en sus costas en estos momentos y con ello la población está vulnerable. Las reacciones ya no pueden ser reactivas, se hacen necesarias acciones más concretas y de largo plazo. Por ejemplo, no se puede generar riesgo sobre riesgo en algunos lugares donde pasó el Tsunami, pues se reconstruyó en los mismos lugares, y esa planificación no puede suceder. Ahora esas familias pueden volver a perder sus viviendas, dado que los oleajes llegarán a los mismos lugares”.

La profesional., insiste en que “al sumarse a la Campaña de Ciudades Resilientes de ONU, que promuevo, se puede trabajar a largo plazo y de manera más ordenada y planificada. No digo que todo esté mal, si no que ya tenemos que pensar en planes de mejor nivel como la Gestión de Riesgo de Desastres y la continuidad del negocio en el sector privado, sumando a todos los involucrados tanto el sector público cómo el privado”, concluyó la ingeniero en prevención de riesgos y medio ambiente Susana Fuentez.

La EIRD es la sigla de la Estrategia Internacional para la Reducción de los Desastres, de las Naciones Unidas. Esta Estrategia vincula a numerosas organizaciones, universidades e instituciones en torno a un objetivo común: reducir el número de muertos y heridos que causan los desastres provocados por peligros naturales.

ONU-Hábitat es la agencia de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos y trabaja fundamentalmente en temas que mejoran las infraestructuras de los asentamientos humanos urbanos buscando y promoviendo la resiliencia y la seguridad de las ciudades.

 

Fuente: ucvradio.cl