Entrevista con la galardonada Biker Diana Marggraff

Durante su estadía en Concón, tuvimos la oportunidad realizar una entrevista junto a la campeona Panamericana y Latinoamericana, Diana Margraff, quien nos comentó sobre algunas de las facetas más importantes de su quehacer profesional y el origen de su pasión por las dos ruedas.

La biker de origen Ecuatoriano que lleva más de 23 años dedicada al deporte, ganando diversos reconocimientos a lo largo de su camino. Su estadía en nuestro país se ha extendido gracias a las fechas del Open Shimano Latinoamericano, y sus distintas fechas que se han desarrollado en Chile y Argentina.

 

¿De dónde nace tu pasión por el deporte?

La pasión comenzó desde el hogar, con una familia súper deportista, mis dos padres fueron olimpistas representando al Ecuador en las Olimpiadas en tiro al blanco. Siempre nos apoyaron en seguir nuestras actividades deportivas y en aprender los valores que te da el deporte, los cuales son muy valiosos.

Tengo 2 hermanos más, uno mayor, quien comenzó con el BMX y luego practicó tiro al blanco; yo lo quería imitar con la bici y mi hermano menor que también se dedicó a la bici.

Los deportes en general son parte de mi vida, por varios aspectos me llenan, son divertidos, mantienen cuerpo y mente sanos, se conoce mucha gente muy linda y he recorrido medio mundo gracias al deporte.

El ciclismo en sus modalidades descenso, enduro y BMX son mis favoritos, aparte de practicar todo lo que puedo y siempre tratar cosas nuevas pienso que estas modalidades son las que mayor combinación de destreza, técnica, estado físico y fuerza mental requieren, por eso me fascina.

 

¿Cuál fue el papel de tus padres en ello?

Mis padres fueron todo para mí para poder llegar a lograr todo lo que he logrado en el deporte. Si no fuera por el apoyo incondicional y total que me brindaron durante muchos años, nunca hubiera logrado estar aquí. El agradecimiento es eterno hacia ellos.

 

¿Cuál ha sido tu logro más grande y cómo lo recuerdas?

Es una pregunta difícil, he tenido varios logros grandes, pero los que más han marcado mi vida deportiva podría decir que fue mi primer campeonato del mundo a las 7 años en Noruega en el año 1991, donde me divertí tanto que le pedí a mi papi que me lleve cada año a esa carrera grandota donde habían tantas niñas de mi edad de tantos lugar distintos hablando otros idiomas, allí quedé 5ta.

Otro evento que recuerdo siempre es el Campeonato Mundial de Austria 2002, donde quede segunda atrás de la francesa Emilie Ragot. Los dos podios en la Copa del mundo en la modalidad de 4x, en Andorra y en Francia, y mis 12 títulos de Campeona Panamericana en descenso y 4x.

¿Qué papel juegan las clínicas en tu vida como deportista destacada?

Para mí es lo más lindo, ya que tengo muchos años de experiencia y es una de las cosas que más disfruto hoy en día, el poder transmitir mis conocimientos a todas las personas (chicas) que pueda y se motiven a aprender y quieran seguir en el deporte.

En otros continentes hay muchas chicas en estos deportes extremos, en nuestro continente hace falta que más chicas se motiven y conozcan estos deportes y le echen con ganas, eso si Chile tiene un movimiento muy grande pionero en este sentido y eso lo disfrute mucho aquí.

 

¿Cuál es el apoyo que recibes de las empresas y de Ecuador?

Ecuador me apoyó este año con todo lo que requiere un deportista de alto rendimiento. Desde pasajes a las competencias hasta la fisioterapia. Un agradecimiento a la Federación Ecuatoriana de Ciclismo y al Ministerio del Deporte Ecuatoriano.

Aparte de este apoyo de mi país tengo a mi auspiciante de bicis, la marca Zenith de Argentina que tiene un muy buen equipo, si no es el más grande de Latinoamérica. Además agradezco a Adidas Eyewear y a mi gimnasio Janines Gym.

 

¿Qué mensaje le darías a quiénes aún no practican deporte?

¡Que lo prueben, una vez que tengan e bichito dentro no van a querer salirse, es lo mejor!

 

¿Qué te ha parecido, estar en Chile, ya que supimos que estuviste en Chillan, Santiago y Concón?

Chile me ha tratado muy mal… (jajaja) lo he pasado demasiado bien, desde el primer día sentí que los chilenos son excelentes anfitriones y quisiera gradecer a la familia del Guga Ortiz y amigos, la Vero Miranda, la Dani Rojas, La Kuki Gardulski, Felipe Vásquez, los amigos de Montenbaik y especialmente a  la familia Farías.

En el Bikepark de Nevados de Chillan comenzó todo, con un súper trabajo de los chicos allá, disfrute de pistas muy buenas y buena organización, la competencia estuvo muy entretenida y me encantaría volver. Felicito a Nicolas Rieutord

Luego en Santiago, con la ayuda de los chicos de Montenbaik se organizó la clínica que estuvo muy entretenida, a todas las chiquillas que asistieron un fuerte abrazo y a aplicar lo aprendido! el trabajo de los chicos de Montenbaik es excelente por el número de mujeres que asistieron y han empezado a pedalear.

Y para finalizar con broche de oro llegue a conocer Concón, entrenamos en la Dormida con los chiquillos Farías y ya no quería volver a casa… en la playa aprendí a surfear con mis amigos de Kaysurf y Andrea… estuvo muy bueno. A la familia Farías gracias por unos días espectaculares y las risas. Un abrazo gigante de gracias.