El “caviar” de los frutos secos se producirá en Chile

0 84

La Universidad de Valparaíso y el Instituto Forestal están desarrollando un proyecto para cultivar el piñón de pino, considerado el “diamante de los frutos secos” por sus cualidades nutricionales extraordinarias y por su alto valor comercial, sólo comparable al caviar y la langosta.

Un alimento inigualable por sus innegables atributos nutritivos. Un producto con vasta tradición culinaria, especialmente en las culturas mediterráneas y del medio oriente. El piñón de pino es desconocido aún en Chile, situación que podría cambiar con el proyecto que desarrolla la Universidad de Valparaíso y el Instituto Forestal(Infor), denominado “Desarrollo de técnicas de manejo para producir piñones de pino piñonero”, que propone el desarrollo de un paquete tecnológico, productivo e industrial, para promover la producción de piñones de pino en nuestro país y su posterior comercialización, especialmente en los mercados internacionales.

El piñón de pino, además de ser rico en proteínas, grasas insaturadas y aminoácidos esenciales para el ser humano, es un fruto seco de exquisito sabor, que se puede consumir crudo o en preparaciones saladas y dulces. Su versatilidad lo convierte en un producto con sello propio y sin parangón, pero a su vez en un exclusivo alimento, infaltable en la alta cocina europea, por el que se debe pagar un alto precio para adquirirlo. El diamante de los frutos secos tiene un valor que fluctúa entre los 13 mil y los 30 mil pesos chilenos (20 a 45 euros) por kilo.

Como dato adicional, la producción mundial de piñón alcanza a las 30 mil toneladas anuales, siendo los españoles los principales productores del mundo. Todos los países de la costa mediterránea lo tienen incorporado a su alimentación habitual. No es menor recordar que este piñón es el ingrediente fundamental del pesto original italiano.

PLAGA LOS AFECTA EN EUROPA

Mariane Lutz, directora del Centro de Investigación de Alimentos Funcionales de la Universidad de Valparaíso (Cidaf), confirmó que esta especie de piñón es el fruto seco más costoso del mundo, por ello “se le considera el diamante de los frutos secos, por sus cualidades nutricionales extraordinarias y actualmente la demanda por este fruto es enorme, ya que la producción en Europa se ha visto seriamente afectada por una plaga, por lo tanto la producción ha disminuido y el interés por desarrollarlo acá en Chile es tremendo”.

Al parecer las circunstancias juegan a favor de Chile, ya que la demanda insatisfecha por este producto en el mundo, debido al flagelo de la plaga provocada por el insecto Leptoglassus Occidentalis, ha mermado significativamente su producción. Un auspicioso escenario para Chile, dado que en el territorio nacional se encuentran las mejores condiciones para su cultivo, con terrenos disponibles, potencialmente idóneos, y con árboles que llegan a la madurez del fruto en menos tiempo que en Europa.

Este proyecto Fondef es del tipo de interés público, que conlleva una alta rentabilidad social —más importante aún que el componente económico—, una de las principales motivaciones por las cuales la Universidad de Valparaíso participa en él.

 

Fuente: lanacion.cl