Dos turistas chilenos declaran a policía peruana haber visto a líder de la secta en Cusco

0 120

Según los testimonios, Ramón Castillo se habría dirigido al Valle Sagrado de los Incas. Ambos confirmaron que “Antares” cambió su aspecto, dado que se cortó la barba.

 El sector de Pisac, perteneciente al Valle Sagrado de Los Incas, es el lugar donde hoy la policía peruana intensificará la búsqueda del líder de la secta de Colliguay, Ramón Castillo (35).

Así lo adelantó ayer a La Tercera el jefe de Policía de Turismo del Cusco, Juvenal Zereceda, quien llegó a esa pista luego de que dos turistas chilenos declararon haber visto a “Antares”, como se hacía llamar dentro del grupo.

El líder de la secta está prófugo desde el jueves, tras quedar al descubierto que habría asesinado a un bebé de tres días, al lanzarlo a una hoguera el 23 de noviembre de 2012.

Según “Antares”, el menor era el Anticristo y les manifestó a los miembros de la secta que el niño debía morir, amenazándolos de que el mundo se acabaría el 21 de diciembre de 2012. Hay seis seguidores de Castillo imputados por homicidio calificado, entre ellos, la madre del lactante, Natalia Guerra (25).

Ayer fueron formalizados Pablo Undurraga y su pareja, Carolina Vargas, quienes quedaron en prisión preventiva tras entregarse el sábado a la policía (ver nota secundaria).

Según explicó Zereceda, a raíz de “la declaración efectuada por una pareja de turistas chilenos”, se encontraron pistas sobre su posible paradero, el que estaría en zonas cercanas al Cusco. El domingo, la policía de ese país aseguró que había cerca de 1.500 efectivos policiales buscando a Castillo en en la ciudad peruana.

Agregó que “lo habrían visualizado hace cuatro días en un hospedaje” en el centro de la ciudad y que fue reconocido por las fotografías, pero ahora Castillo habría cambiado su apariencia al cortarse la barba.

Zereceda también afirmó que habría indicios de que “Antares” se dirigiría a este valle patrimonial que está ubicado en las cercanías de la ciudad. El oficial indicó que ahí “también hay otra colonia de chilenos”. “Tengo programado ir al Valle Sagrado de Los Incas, para verificar si está allá”, dijo el policía.

Si bien la policía no ha interrogado a chamanes, sí se han contactado empresas de transportes terrestres y aéreos, para determinar si tomó alguna ruta o tuvo contactos con tours turísticos relacionados con la planta alucinógena conocida como ayahuasca, la que era utilizada por la secta durante sus reuniones.

Una de las dificultades para dar con su paradero es que “existen personas que se están aprovechando de esta situación y preguntan por las recompensas”.

En el lugar se encuentran realizando seguimientos para determinar si recibió ayuda y verificando los registros de los hospedajes y de pasajeros.

Testigo

Ayer, en tanto, desde el Cusco y a través del paso fronterizo Chacalluta, al norte de Arica, Francisca Ceroni Espinosa (21) regresó al país.

Durante el fin de semana se especuló que la joven, de oficio orfebre y masoterapeuta, habría estado junto a Castillo en la ciudad peruana.

Ceroni conoció al líder del grupo en 2006, cuando asistía a sus cursos de autoayuda. El año 2010 dejó su casa para vivir en diferentes comunidades ligadas a la meditación.

Su madre Ximena Espinosa, descartó ayer la posibilidad de que su hija estuviera con el líder de la secta de Colliguay. “Todo esto fue producto de una confusión y se transformó en una estupidez”, manifestó. Según Espinosa, quien ayer se reunió con su hija, el viaje de ésta a Perú habría sido “sólo una coincidencia”.

“Mi hija efectivamente lo conocía (a Antares) y también al grupo, pero ella no tiene nada que ver con lo que pasó. Mi temor y mi error fue acercarme a la PDI, porque ella no me había escrito. Pero nunca estuvo con Castillo ni tampoco lo vio”, señaló la madre de la joven.

Espinosa agregó que “ella (Francisca) sí está muy afectada por lo que pasó con su amiga, Josefina (formalizada y en prisión preventiva), pero no tiene nada que ver. Sólo le gusta la artesanía y la meditación, y fue coincidencia que haya viajado”.

En la PDI informaron que aún se investiga el grado de vinculación de Ceroni con la secta y que tras su arribo a Santiago sería trasladada a Quilpué, donde prestaría declaración en calidad de testigo.

Fuente: latercera.cl