Don Planeta: “Planeta Concón ya no es mío es de toda la gente”

0 6236

Durante la presente edición inauguramos la sección “Una Mirada A…”, donde en una entrevista daremos a conocer la vida y la labor de conconinos que merecen ser reconocidos por la comunidad. En esta primera nota el personaje es Don Planeta (Manuel), un santiaguino de nacimiento pero conconino de corazón, que con su labor en Planeta Concón ha estado por años informando a la comuna sobre los hechos más importantes que ocurren. En la presente entrevista conocermos más la historia de su vida, y principalmente cómo su página en Facebook se llegó a convertir en la más importante de nuestra ciudad.

-¿Cómo nace la idea de hacer una página de información para la comuna?

Cuando llegué a Concón me di cuenta que la gente se enteraba de las cosas siempre después que sucedían, recuerdo que en ese tiempo (año 2000) llegaba Ciudad de Concón o La Voz de Concón, pero decían “hubo un concierto la semana pasada, o una exposición hace cinco días”, entonces echaba de menos una plataforma donde uno pudiera enterarse de las cosas antes, para poder asistir. No existían las redes sociales, twitter, Facebook, y yo en ese momento estaba trabajando como monitor de familia en el Conace (Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes) de la Municipalidad, ahí nació la inquietud de hacer una plataforma virtual para que la gente conociera esas actividades, y es así como nace en ese tiempo (año 2006) Mercado Concón que mezclaba lo comercial con esos avisos, en el formato de blog.

-Y Planeta Concón, ¿cómo se forma?

Siempre me gustó mucho lo de las redes sociales, cuando llega el Facebook se abre una ventana increíble. La página ha tenido tres nombres porque un principio fue Mercado Concón, pero la gente no lo entendía mucho, luego quise darle un giro más comercial, y le puse Guía Comercial de Concón, pero mezclándolo con el servicio público. Y un día le digo a mi señora que es Planeta Concón el nombre, porque el giro ha sido más social que comercial, porque vinieron temporales muy fuertes, cambios en el país que fueron cubiertas por el medio, pero fueron cubiertas con el nombre de guía comercial y sonaba raro, y no sentía que tenía cercanía con la gente.  Empecé a anunciar el cambio, con nociones básicas de marketing, y ya cuando se levantó la página de Planeta Concón hubo un interés muy grande.

-¿Cómo se convirtió en una página tan popular?

Fue un proceso bien largo, porque juntar 13.600 personas sin anunciar e invertir, porque nunca le he pagado un peso a Facebook. Me he dado cuenta que páginas mueren en los doscientos y tantos me gusta, y pasar los mil es un odisea y los 5 mil es un por un fenómeno especial, sobre todo para una página comunal. O sea medios importantes de la región no tienen ni cerca de los 15 mil, entonces ahí dice “guau, algo hay atrás”, hay un interés muy importante de la gente por seguirte, y por eso mismo uno se tiene que dar cuenta de la responsabilidad que tiene detrás y respecto a las informaciones que entrega.

-¿Por qué existe ese necesidad de información en Concón?

Hay una necesidad de enterarse de cuestiones puntuales, como los recorridos de las micros, las farmacias de turno, el tiempo, si están suspendidas las calles, es mucha información práctica. Planeta Concón no es una página que desarrolle informaciones en gran profundidad, porque no tengo la formación profesional.  El desarrollo de la noticia lo hace la misma gente, porque a veces yo pongo una simple información y es la gente la que aporta, comienza una cadena donde la gente entrega información en forma interna y que se dan cuenta que eres parte de un medio importante.

-¿Cómo lo haces para filtrar la información?

No se aceptan denuncias anónimas, ni con seudónimos. En un principio cometí el error en varias oportunidades de publicar información que llegaba y la ansiedad de que la gente lo sepa te jugaba una mala pasada, a veces es preferible guárdala 3, 5 o 10 minutos, porque si lo publicas la gente lo da por hecho. Pasó una oportunidad que una persona relacionada con el área de salud había anunciado un ahogado en Playa Amarilla, y en todas las redes de emergencia de twitter y Facebook se replicó,  yo la aguanté cinco minutos y resultó que no era verdad, sino una broma de compañeros de trabajo. Eso me dio a entender que si lo hubiera subido la gente no te lo perdona, por eso es importante ser serio, verídico e imparcial, y sobre todo en las elecciones y política.

-¿Has recibido alguna presión por subir informaciones con segundas intenciones?

Cuando son las elecciones generalmente hay que quiere sacar provecho, porque ven que tú eres una plataforma que les puede servir. De repente no son presiones tan explícitas pero si para publicar cosas para beneficio, pero lo importante es tener en claro los criterios para publicar, porque mientras la información sea para dar a conocer alguna actividad eso puede ser de cualquier candidato, y la personas entienden eso.

-Esta labor la haces sin remuneración ¿por qué?

No es que no he recibido nada, a veces hago campañas que me permiten pagar el internet de la casa, o cuando hacía mucha cobertura fotográfica me permitía comprar las pilas de la cámara, la locomoción. Por suerte hoy estoy trabajando de mi profesión, que es la cocina, y esto se ha convertido más en una pasión que en una cuestión comercial. Hoy son muy pocos los compromisos comerciales que tengo, ni siquiera alcanzan para pagar la cuenta de internet.

-¿Has pensado alguna vez en dejar todo de lado?

Muchas veces, principalmente por postergación de la familia. Esto no podría ser posible si yo no tuviera una familia con una paciencia infinita, que respeta completamente la labor que tiene, porque se ha convertido en un compromiso social impostergable. Creo que no ha pasado ningún día en que no he publicado como mínimo una o dos por días, y la gente te extraña cuando lo postergas por cuestiones de trabajo, te preguntan, te mandan mensaje, si necesito algo, si estoy enfermo, y esa retribución es súper importante con incluso gente que no está en Concón y mantienen su vínculo gracias a la página.

-La gente incluso se vincula mucho, al nivel de sufrir la muerte de tu hermano. ¿Cómo fue eso para ti?

Yo he vivido dos duelos importantes como comunicador social. La pérdida de un nieto, hijo de mi hija mayor, donde sin ser tan conocido recibí muchas muestras de cariño, y la muerte de mi hermano un poco más consolidado con Planeta Concón. En esas dos oportunidades la gente me escribió dando el apoyo, y la verdad es que se agradece. Son situaciones difíciles, la muerte de mi hermano me afecta todos los días de mi vida, pero es más llevadera cuando hay personas detrás que te dicen que le dé, y que vaya para adelante.

-¿Cómo nace tu apodo de Planeta Concón?

Cuando la gente se dirige a ti te tienen que nombrar de alguna forma, si la página se llama Planeta Concón, te ponen Señor Planeta, y también te ponían Don Planeta, y te preguntan “Don Planeta cuáles son las farmacias de turno”, porque no saben quién es la persona que está detrás, Don Planeta me sonaba muy cercano. Luego Facebook cambio su formato y las empresas no podían tener páginas de amigos sino de empresa, al hacerlo esa emigración me cortó el vínculo con la gente porque con las páginas de empresa no puedes entrar a los muros y no hay interacción. Necesité levantar una página de persona para no perder el contacto cercano y la llamé Don Planeta porque así me decía la gente. Me parece simpático y la gente lo hace siempre con buena intensión.

-De hecho la persona (Manuel) no es tan conocido como el personaje, ¿por qué?

Soy un convencido que Planeta Concón no busca levantar a la persona que está detrás, sino que busca informar a la gente, no me interesa mucho que la gente sepa, tampoco me molesta, pero no es mi principal foco de atención. De hecho la página ha evolucionado en ese sentido, y los que lo siguen hace tiempo saben, que en su momento se publicaban estados de ánimo del creador, lo que a veces lo agradecían, pero también salieron detractores, y se produjeron conflictos, porque hay gente que dice “a mi qué me interesa que usted esté triste”, y tienen toda la razón. Ahora Planeta Concón sólo entrega datos duros, información, sin apreciaciones personales sobre temas, Don Planeta si permite eso.

-¿Tienes proyecciones con nuevos desafíos?

Hemos tratado de innovar en muchas cosas, con una radio online, el diario Planeta Concón tuvo algunas ediciones (4). Esto ha sido un paso a paso a cada año, las decisiones se toman con más prudencia, porque las decisiones rápidas ya me han pasado la cuenta muchas veces no quiero que esto me vuelva a pasar. Yo tengo una responsabilidad con la gente, porque Planeta Concón ya no es mío es de toda la gente que lo compone.  La página web se está desarrollando, donde al entrar por planetaconcon.cl te puedes dirigir a Facebook, twitter, instagram, o al blog, porque se consolidó por las redes sociales.