Destacan promulgación de Ley de Simulcasting para fortalecer actividad hípica.

0 100

 Para evitar que la actividad interna decaiga a raíz del nuevo marco legal, se establecerá como requisito que la cantidad de carreras en los hipódromos chilenos no disminuya entre un año calendario y el inmediatamente anterior.

Ley de Simulcasting Audio

El senador Francisco Chahuán destacó la promulgación “en tiempo record” de la ley de Simulcasting y expresó su confianza en que ésta “va a significar un repunte de la actividad hípica en el país y sobre todo para los clubes de regiones”,  calificándola como “una oportunidad histórica”.

 El legislador, miembro de la llamada bancada hípica que impulsó la iniciativa, aseguró que “se trata de un proyecto largamente esperado, pues estamos preocupados de fortalecer la actividad, apoyar a las personas que trabajan en esta disciplina y por dar estímulos a los clubes hípicos regionales”, valorando que “esta ley va a permitir mejorar sus condiciones y las de las cerca de 140 mil familias vinculadas a la actividad”.

 El parlamentario subrayó que la iniciativa establece un sistema de simulcasting, que permitirá transmitir en vivo carreras de caballos de fina sangre de otros países, lo que hará posible crear un fondo para que sea distribuido por partes iguales entre los distintos hipódromos.  Chahuán dijo que “esto es relevante porque va a hacer posible que el Valparaíso Sporting Club tenga posibilidades de desarrollo, al igual que el Club Hípico y el Hipódromo Chile”, que están en la Región Metropolitana.

 La iniciativa que modificó la ley General de Hipódromos y la distribución del monto de las apuestas, plantea permitirla sobre carreras que se realicen en el extranjero, siempre que éstas sean transmitidas en vivo bajo el sistema de Simulcasting y se realicen en hipódromos reconocidos por el país donde se lleve a cabo la corrida.  También prevé cambios de otras disposiciones económicas que reglamentan la actividad hípica en Chile, en lo que será la primera modificación a la normativa, existente desde 1978, cuando se definieron las actuales condiciones de las apuestas y el número máximo de eventos anuales por cada hipódromo.

 Para evitar que la actividad interna decaiga a raíz del nuevo marco legal, se establecerá como requisito que la cantidad de carreras en los hipódromos chilenos no disminuya entre un año calendario y el inmediatamente anterior, de manera que los eventos nacionales no queden postergados.  La nueva normativa contempla además, la entrega de 100 millones de pesos al Consejo Superior de la Hípica.