Capacitan a profesores y apoderados de Concón en prevención del abuso sexual infantil

0 124

En el marco de la campaña del Ministerio de Justicia “El Abuso No es un Cuento” funcionarios de la educación municipal de Concón junto a padres y apoderados participaron en una jornada de capacitación para prevenir el abuso sexual de menores.

La actividad desarrollada en el Liceo Politécnico de esa comuna, tuvo como objetivo instalar capacidades en las comunidades educativas para reconocer elementos conceptuales y de abordaje en casos de abuso sexual, además de dar a conocer los procedimientos que se cursan a partir de la denuncia de este delito.

En la ocasión, se contó con la presencia del alcalde Oscar Sumonte,  la Seremi de Justicia, María Isabel Ancarola y la jefa  del Centro de Asistencia a Víctimas de Atentados Sexuales, CAVAS, subcomisario Carolina Cáceres Grandón, quien estuvo a cargo de la presentación.

Cáceres expuso que en general la idea es generar un espacio de tranquilidad respecto a esta temática entregando diversos tips para enfrentar una situación de abuso, para ello explicó la reacción que deben tener los padres cuando reciben la información de parte de un menor como “creer en el niño, no responsabilizarlo, no culparlo y generar un espacio de tranquilidad en él, de confianza y seguridad”.

La Secretaria Regional Ministerial de Justicia destacó la importancia de este tipo de actividades en las que se pretende “entregarle a los papás, apoderados y a los profesores  herramientas que permitan proceder de manera correcta frente a ciertas sintomatología de los niños, pero por sobre todo  transmitirle calma a la comunidad en el sentido que no todas las conductas que presentan los niños son representativas de un abuso sexual, pero lo importante es saber cómo enfrentarlas, darles la contención necesaria y los pasos a seguir frente a que efectivamente haya un abuso”.

En la actividad la Seremi de Justicia destacó cuales son las conductas que ayudan a prevenir el abuso sexual infanto-juvenil entre las que se encuentran:

1. Que los niños reconozcan sus partes privadas, incluidas las manos y la boca, no sólo genitales.

2. Que los niños aprendan a reconocer sus emociones, para que sepan identificar si algo les incomoda o una persona conocida o desconocida transgrede su espacio personal. Estos espacios son su casa, dormitorio, el baño y por supuesto su cuerpo (cada persona tiene un espacio personal corporal).

3. No obligar a los hijos cuando siente rechazo o antipatía por alguna persona a entablar conversación.

4. No obligar a los niños a saludar de beso a desconocidos.

5. No enseñarle a decirle tíos/as a personas que no lo son o que los sienten cercanos.

6. Mostrarle que existen secretos apropiados, como cuando la mamá le va hacer un regalo al hermano y no hay que contarlo para que sea sorpresa: ese secreto causa felicidad. Existen otros secretos, los inapropiados, que causan incomodidad, ansiedad y dolor.

7. Que los niños reconozcan a las personas que conforman su red de seguridad en caso de necesitarla: con quienes se sienten seguros y a quienes pueden pedir ayuda.

 

Finalmente, señalar que los asistentes valoraron la realización de la actividad en la que quedó de manifiesto el compromiso de las autoridades con la promoción de los derechos de los niños y niñas de la comuna.

 

fuente: sitiodelsuceso.cl