Asaltantes de la banda Los Fantasmas podrían recibir 25 años de cárcel

0 122

El juicio oral en contra de los delincuentes que atracaron la sucursal Viña de Banefe podría realizarse a fines de febrero o comienzos de marzo. Ayer se efectuó la audiencia de preparación.

A fines de febrero o comienzos de marzo podría realizarse el juicio oral en contra de la banda delictiva Los Fantasmas, que asaltó la sucursal del Banco Banefe de Viña del Mar en mayo pasado.

Ayer, en el Tribunal de Garantía de Viña del Mar se desarrolló por más de cuatro horas la audiencia de preparación de juicio oral en contra de los tres integrantes de Los Fantasmas: Eduardo Ricardo Cortes Isla, José Mauricio Avello González y Luis Alberto Martínez Díaz.

La preparación se llevó a cabo en medio de un fuerte contingente policial que resguardó la seguridad ante el temor de un intento de fuga o de rescate de los imputados.

La fiscal a cargo de la causa, abogada Greta Fushslocher dio a conocer los detalles de las pruebas que se entregarán en el inicio del juicio oral. Indicó que las penas que busca el Ministerio Público es presidio perpetuo más unos 5 años por secuestro, lo que corresponde finalmente a cerca de a unos 25 años de prisión efectiva.

La representante del Ministerio Público se mostró confiada respecto de la contundencia de las pruebas en contra de Los Fantasmas. “A juicio de la Fiscalía las pruebas son contundentes en relación a la prueba testimonial, que son varias personas que van a declarar reconocimiento respecto de los tres en forma numerosa”.

De hecho, la mañana en que se produjo el asalto, los delincuente mantuvieron secuestradas a 29 personas, una de ellas una embarazada, quienes prestarán declaración en calidad de testigos.

El 6 de noviembre pasado, el juez Roberto Pinto determinó postergar la audiencia ya que el cabecilla de la banda, José Avello González, acusó a su abogado defensor (Juan Vallejo) de consumir drogas mientras preparaban el trámite judicial, lo que fue asumido por el Ministerio Público como una estrategia para demorar el inicio del juicio.

En esta ocasión fue Eduardo Cortés quien intentó suspender la audiencia, argumentando que no se encontraba presente su abogado de confianza. Pero en esta ocasión, el tribunal rechazó la solicitud de suspensión nuevamente y estimó que estaba representado efectivamente por la Defensoría Penal Pública.

 

Fuente:soychile.cl