Arica: En prisión preventiva quedó pareja que ingresaba a Chile a 10 ecuatorianos para explotación

0 91

Ambos extranjeros fueron formalizados por la fiscal Javiera López, y el Fiscal Adjunto Rodrigo Benitt, en calidad de autores del delito de trata de personas y quedaron en prisión preventiva, decretándose un plazo de investigación de 80 días.

 La Fiscalía de Arica formalizó a dos ciudadanos ecuatorianos por su presunta participación en el delito de trata de personas, luego de ser detenidos el martes intentando ingresar ilegalmente a Chile a un grupo de 10 personas de ese país en situación de vulnerabilidad con fines de explotación laboral, tras ofrecerles trabajo en la zona central del país previo pago de dinero.

Los hermanos Marcos y Julio Rentería Valencia fueron detenidos en el Complejo Fronterizo Chacalluta, en momentos que facilitaban el ingreso clandestino a Chile de un grupo de 10 ciudadanos ecuatorianos (una mujer y nueve hombres), a bordo de un bus en precarias condiciones.

Ambos extranjeros fueron formalizados por la Fiscal Regional de Arica y Parinacota, Javiera López, y el Fiscal Adjunto Rodrigo Benitt, en calidad de autores del delito de trata de personas y quedaron en prisión preventiva, decretándose un plazo de investigación de 80 días.

Oferta de trabajo

De acuerdo a los antecedentes expuestos en la audiencia de formalización de la investigación, en el mes de marzo los hermanos se concertaron para captar a personas en el extranjero y mediante engaño facilitar su ingreso ilegal a Chile con fines de explotación laboral.

De esta manera, reunieron a un grupo de 10 personas a quienes exigieron un pago previo de 1.200 dólares a cada uno con la promesa de obtener un trabajo con contrato incluido en una empresa que uno de los imputados tendría en Quilpue, empresa que resultó ser inexistente.

Asimismo, los ciudadanos ecuatorianos debieron firmar un pagaré en blanco para cubrir los gastos extras de su traslado. Sin embargo, y en momentos que los extranjeros realizaban sus trámites de ingreso a Chile aduciendo fines turísticos, personal de Extranjería de la PDI ubicado en el Complejo Fronterizo de Chacalluta detectó el ilícito procediendo a detener a los hermanos.

“Los imputados se aprovecharon de la vulnerabilidad económica de las personas. Es así como les cobraron dinero y le exigieron firmar un pagaré a cambio de asegurarles un puesto de trabajo estable en una empresa consolidada bajo contrato formal. Inicialmente habían reunido a 20 personas, pero sólo las 10 que intentaron entrar a Chile pudieron pagar lo acordado. Posteriormente salieron desde Guayaquil (Ecuador) a bordo de un bus en pésimas condiciones en dirección a Tacna y desde ahí a Chile”, expresó el Fiscal Rodrigo Benitt.

El persecutor explicó que las víctimas son atendidas por profesionales de la Unidad Regional de Atención de Víctimas y Testigos de la Fiscalía Regional.

 

Fuente: elmorrocotudo.cl