A 15 AÑOS DE CÁRCEL FUE CONDENADO HOMBRE QUE VIOLÓ Y ABUSÓ DE CUATRO NIÑOS EN UN TEMPLO METODISTA ANTOFAGASTA

0 1696

A 15 AÑOS DE CÁRCEL FUE CONDENADO HOMBRE QUE VIOLÓ Y ABUSÓ DE CUATRO NIÑOS EN UN TEMPLO METODISTA ANTOFAGASTA

El hecho quedó en descubierto en abril del año pasado, cuando una de las víctimas denunció los abusos a su madre, quien a su vez entregó los antecedentes a la Brigada de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) de la PDI.

A 15 años de cárcel fue condenado Rubén Alberto Ardiles Véliz (64) por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta tras ser encontrado culpable de cuatro abusos sexuales impropios y dos delitos de violación impropia reiterada que afectó a cuatro niños durante el periodo de 2004 y 2015.

En el juicio se dio acreditado -más allá de toda duda razonable- que entre 2004 y 2005, Ardiles Véliz realizó en forma reiterada actos de relevancia y significación sexual en contra de una de las víctimas, abusos consumados en el baño de hombres de iglesia metodista pentecostal.

Asimismo, entre 2005 y 2007, otro de los agredidos fue víctima de actos abusivos de relevancia y significación sexual y violaciones reiteradas. En tanto, desde 2010 y hasta diciembre de 2011, similares actos abusivos y violaciones a una tercera víctima.

Finalmente, el condenado en diversas ocasiones abusó sexualmente de otro pequeño, desde que estaba cursando segundo básico y hasta noviembre de 2015.

En fallo unánime (causa rol 153-2017), el tribunal -integrado por los magistrados Ingrid Castillo Fuenzalida (presidenta), María Isabel Rojas Medar y Alfredo Lindenberg Bustos (redactor)- aplicó, además, a Ardiles Véliz las accesorias legales de interdicción del derecho de ejercer la guarda y ser oído como pariente en los casos que la ley designa; inhabilitación absoluta perpetua para cargos, oficios o profesiones ejercidos en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad y la pena de sujeción a la vigilancia de la autoridad durante los 10 años siguientes al cumplimiento de la pena principal.

Una vez ejecutoriado el juicio, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

La denuncia

El hecho quedó en descubierto en abril del año pasado, cuando una de las víctimas denunció los abusos a su madre, quien a su vez entregó los antecedentes a la Brigada de Delitos Sexuales y Menores (Brisexme) de la PDI.
Tras ello, se logró establecer que tres hermanos y un primo fueron abusados por el condenado, quien con anterioridad fue condenado por abuso sexual.
Durante la denuncia, las víctimas tenían 9, 16, 21 y 24 años, quienes sufrieron los ataques siendo menores de edad entre el 2004-2015.

SOYANTOFAGASTA
#nacional